Online Cash Advance Online Cash Advance

Aug 3 2013

El Frankenstein Sucialista

Mirando al desarrollo de feudalismo moderno en Argentina, se me ocurrió ubicarlo dentro del contexto de globalización oligárquica, que gobierne a todo el planeta en esos tiempos.

Antes de todo, aclaro – lo que cualifico como “sucialismo” es nada más que un populismo trotskista, cubriendo el proceso de eliminación de clase media, y resultando en conversión de “elite” estatal en una clase de nobleza establecida. Parte fundamental de ese proceso es degradación y criminalización del pueblo empobrecido.

Me parece que el viejo Kirchner, siendo buen táctico, no entendía las consecuencias de lo que armaba en su país a largo plazo. Concentrado en la riqueza personal de su amigos y familiares, respondiendo a la demanda de oligarcas locales que lo pusieron a cargo, solo quiso crear una estructura gubernamental basada en la clase baja, en lugar de clase media.

Economía argentina, frágil e inconsistente, fue más o menos reparada por Lavagna tras una catástrofe del principio de siglo – pero después de este éxito, el genio fue empujado fuera del poder, y el gobierno arranco sacando frutos de su trabajo inmediatamente, sabiendo muy bien que abandonados se pudren rápido en la zona.

Desafortunadamente “el tuerto” se murió temprano, y “la vieja” no pudo controlar e integrar intereses de agrupaciones oligarcas y militantes, que clavaron sus dientes en lo poco que alcanzo recuperar el país. Participantes del proyecto K empezaron a pelear entre sí, mientras que ella, viviendo en su propio mundo delirante, pretendía seguir el plan inicial – que aparentemente no pudo ni entender, menos controlar.

Una buena ilustración de lo desorganizado que sea la herencia de Kirchner es el asunto de dólar.

Después del “default” (que es una forma políticamente correcta a declararse bancarrota), el país no pudo prestar más – en dólares – aunque tenían que pagar la deuda previa – también en dólares. Entonces el gobierno se encontró en una situación cuando tuviesen que buscar divisas para pagar la deuda, que todo el país estaba generando durante los años 80-90.

Los que más dólares tenían fueron los que gobernaban, claro, pero ni pensaban a pagar de su propio bolsillo – en lugar de eso, metieron la mano en el bolsillo del pueblo. Con una estructura draconiana de leyes y restricciones, en pocos años lograron sacar casi toda la “sangre verde” de la población general.

Aunque los granjeros, siendo una mano fuerte de Monsanto, mostraron al gobierno un dedo y, pese a algunas complicaciones con la importación, aparentemente lograron quedarse con su guita extranjera.

Y a los villeros ni les importaba la moneda, mientras que la pudiesen cobrar por un robo, o como planes sociales. Mucha relación con el exterior no tenían igual…

Entonces se quedó la clase media para pagar el monto mayor – y ellos perdieron prácticamente todos sus billetes ahorrados, salvo lo que lograron invertir en bienes locales. Que no era un gran alivio, ya que no quedo forma de venderlos fuera del mercado local, ahora bien cagado.

El problema es, los dólares conseguidos por el gobierno K fueron repartidos por los bolsillos de “elite” de manera inmediata – mientras que las deudas persistieron. Destrucción del Peso argentino se demostraba en la diferencia entre el curso oficial y el de mercado negro. Esos, se oscilaban tras movimientos internos de las partes de estructura gubernamental – cada uno con su propio interés comercial.

La respuesta fue clásica. Devaluando la moneda nacional, bancarios e industrialistas, granjeros y unionistas, competían tirando las sabanas por su lado, hasta que no les quedo mucho para tirar. Se acabaron los dólares, ahora alguien que no llego arriba tuvo que caer, siguiendo los restos de la clase media, que ya degradaron bien debajo de su nivel en la época menemista.

La sociedad argentina empobreció gravemente.

Que era natural.

El feudalismo moderno mantiene la mayoría de población degenerada hasta el nivel prácticamente animal, existiendo barato, y votando a la nobleza por el permiso de asalto, robo y hurto impune. Los que se quedaban en el medio, tendrían una opción de fugarse, degenerar hacía el nivel bajo comun, o – para algunos que tuviesen suerte – llegar a ser sirvientes de la nueva nobleza.

Y como un ejército a cual no queda nadie salvo los soldados y un grupito de generales, no sirve para nada en combate, un país sin la clase media se convierte en otro “bantustan”, o “failed state”. Con sus desgraciadamente ricos quemando plata en “primer mundo”, y desgraciadamente pobres existiendo de manera totalmente física, mientras emigrantes de los bantustanes más pobres todavía, reemplazen la “fuerza laboral” cual locales no quieren, y a veces ya ni pueden proveer.

Destrucción de la clase media no elimina la jerarquía social, pero la degrada hasta el nivel más primitivo, inflexible e ineficiente, en el mejor caso capaz de producir cantidad, no calidad. A eso se suma un tremendo nivel criminal, inescapable ya que la mayoría de la sociedad consiste de vagos e inútiles, acostumbrados de cobrar sin hacer y robar si lo quieren. Miren a Libia, Somalí, Congo, o cualquier otro país Africano para tener un ejemplo de este modelo.

América Latina no tiene mucha importancia al EEUU tras la caída de la Unión Soviética y falta de recursos própios, entonces mientras la oligarquía internacional se concentra en la zona asiática, la “africanización” del mundo Latino está permitida y aprobada. Una confirmación final sería instalación de las bases aéreas con “drones”, como lo hacen en África. Países fallidos, sin defensa aérea, son monitoreados por esas máquinas de manera bien barata, y cualquier atentado en contra el nuevo orden mundial se elimina fácilmente de forma remota. Como dijo aquel principito Ingles, es fácil – prácticamente como jugar al PlayStation.

Me da pena ver que al país con cual tengo relaciones personales muy particulares, y cual tenía una chance histórica de llegar más allá mientras sus ex dueños miraban por otro lado, se cayó en el hueco. De ahí, no hay salida rápida. “Elites” es la boca y el culo de la sociedad. La gente primitiva es su carne, policía y ejercito, el hueso. Pero se necesitan el cerebro, los nervios, y buen corazón para que el cuerpo sepa algo mas que caminar, asustando.