Online Cash Advance Online Cash Advance

Aug 20 2009

Cromañon

Las noches antes del incendio en Cromañon eran como siempre. Un asalto por aca, un robo por alla, un bondi embestido en algun local, un tachero que se choco con un motoquero, tonterias de Mirtha, grasas de los payasos de Tinelli, discusiones acerca del persistente desastre economico, algun partido de futbol… Nada de otro mundo, todo como siempre. Hasta que se incendio un crematorio casero, creado en un peor estilo tercermundista, con una falta de respeto absoluta a la vida humana.

Honestamente duele pensar lo que vivieron aquellos chicos en sus ultimos momentos. Ojala que lograron perder la consiencia antes de lo peor. No se puede imaginar el dolor de sus familiares, es algo fuera de lo que se puede contener en la mente sin dañarla. Yo vi bastante muerte en mi vida, pero igual, tengo nauseas pensando en algo semejante – mas todavia multiplicado por dos centenas!

Mas que obvio que los casos como este gritan por encontrar a los culpables y descargar el dolor – para los que lo sienten. O por hacer politicas, para los que solo consideran el valor monetario. Yo no puedo decir nada en contra los familiares de las victimas que se levantaron como un tsunami humano, buscando castigo. Si, tengo unas puteadas para los que intentaron de volver todo el asunto en una question de quien sera el proximo intendente.

Yo tuve suerte de no ser afectado directamente por la tragedia de Cromañon – no conozco a nadie de quien la sufrio en persona. Por eso lo que mas veo en este terrible hecho es una enorme diferencia en los conceptos de la culpa y responsabilidad. No pude observar nada semejante en los medios, pero lo siento muy importante – asi que tratare de explicarme:

Incendio en si es una cosa horriblemente simple – algo se prende fuego y se destruye. Ahora bien, por cual razon? Algo natural, como un rayo durante una tormenta? Algo descuidado, como una instalacion electrica en condicion precaria? O algo criminal, como una persona consientemente prendiendo fuego? Lamentablemente, en caso de Cromañon ocurrio el ultimo…

Antes de levantarse a los gritos, preguntense – por que? Como surge que un ser humano de edad suficiente como para darse cuenta de las consequencias, prende fuego a un lugar donde esta el mismo, rodeado por monton de gente? Todos fuimos pendejos, todos conocemos este sentimiento de hacer algo “prohibido” pese al riesgo que entendemos. Solo para mostrarse importante tras ignorar las reglas, disfrutando de la locura. Todos sabemos eso. Muchos lo vivimos. En algunos casos cobramos un palo por lo que hicimos. Lamentablemente, en Cromañon el precio resulto ser demasiado alto, imposible.

Quien prendio fuego el lugar? Eso se sabe – los chicos en la sala. Quien tiene la culpa? Ellos mismos, sus padres, amigos, otros alrededor que no los cagaron a trompadas para prevenir el hecho? Suena horrible, pero es la naturaleza humana en su peor forma – una pendejada violenta y descontrolada. Todos se cagan de risa hasta que empiezen a gritar de miedo. Suele pasar con los adultos tambien, aunque se supone que al madurar, se aumenta el entender de la responsabilidad y se disminuye la cantidad de pelotudeces. O al menos se transforman en algo mas controlable, como los deportes extremos or “shows” de aventuras.

Se entiende que no hay forma de escapar la pendejada, que es humano? Se entiende, no?

Ahora bien, aca viene la responsabilidad de los adultos. Estaria lindo pensar que los padres podran educar a sus hijos, criandolos inteligentes y cultos desde la niñez. Hay que ser idiota para creer en algo asi en serio. Entonces ahi vienen las reglas – las leyes, las aburridas practicas de seguridad… De eso si, hay responsables directos.

Sera responsable por lo sucedido Chaban, por crear su espantoso crematorio de manera totalmente consiente, haciendo buen negocio arriesgando las vidas? Si, por mas que mil de otros chabanes hicieron y siguen haciendo lo mismo. Eso no los disculpa.

Sera responsable por lo sucedido su encargado de seguridad? Obvio! Y aumentado porque intento escapar y hacer todas las cosa mafiosas para cubrirse – el entendia perfectamente quien fue culpable en impedir el rescate de los que podrian salvarse! El es primero mas culpable y segundo mas responsable por las muertes de aquellos chicos.

Sera responsable por lo sucedido el manager de la banda? Sin duda – el cobra sueldo por organizar aquellos eventos, es su responsabilidad directa. Aunque obvio que para el, un negocio sucio resulto ser mas importante que las vidas humanas…

Seran responsables por lo sucedido todos que recibieron las coimas de Chaban, Villareal y otros? Claro que si, y en realidad tendrian compartir la camara con ellos, dia tras dia! Aunque los jueces apenas agarraron a uno, dejando los demas libre. Eso apesta, porque la red criminal de los criadores del infierno sigue funcionando intacta.

Lo de los musicos… Hay dos formas de verlo. Una es creer que son unos tontos, “pendejos eternos”, accionan y reaccionan igual que su publico, por eso son indispensables para el negocio de la musica popular. Es asi, claro, pero tambien tienen la edad que los hace responsable por lo sucedido. Por mas que aparentemente no llegaron a la madurez asociada. Para mi, deberian ir presos igual que otros responsables – aunque no culpables directamente – por el hecho.

En fin.

La justicia Argentina castigo solo a los mas obvios culpables, “olvidando” de los responsables, inclusivo al peor de ellos. Por eso la red criminal que permitio la existencia de Cromañon en el primer lugar, sigue intacta. Por eso los que realmente pueden provocar semejantes hechos en el futuro ya no tendran miedo de ser castigados. Y encima nadie levanto la voz diciendo que hay formas mas civilizadas de disfrutar de su musica favorita…

Cromañon es Argentina, es su cultura – o falta de tal – y eso no se cura ni se resuelve con un solo fallo judicial. Mas todavia, cuando aquel no llega castigar a los quien deberia.

Mis condolencias van a los padres de Cromañon y a todos los argentinos que tendran que viviran otros desastres como ese de nuevo, hasta que el desarrollo cultural eventualmente superara la perversa impotencia de sus leyes.